Site Loader
Varias tarjetas de crédito

Es posible que hayas usado una tarjeta de crédito por un tiempo o tal vez seas un novato y el concepto sea extraño para ti. Independientemente de tu familiaridad, hay algunos conceptos que sobre esta herramienta financiera.

Más noticias relevantes: Consejos para impulsar tu educación financiera.

1. Comienza con lo básico

Definitivamente si eres primerizo y quieres tener tu primer plástico, es indispensable que te investigues, comenzando con lo básico.

Si no sabes que es una tarjeta de credito y sus beneficios entonces sigue leyendo:

Una tarjeta de crédito te permite pedir prestado dinero de un banco para realizar compras, ya sea que compres una hamburguesa o un boleto de ida y vuelta a Francia.

Siempre que devuelvas el dinero prestado dentro del “período de gracia” de 25-30 días, no tienes que pagar más. Si no lo devuelves en ese período de tiempo, tendrás que pagar intereses, un porcentaje del dinero que le debes al banco, además de lo que pediste prestado.

2. ¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

A medida que los consumidores deslizan sus tarjetas o ingresan el número de cuenta de su tarjeta en línea, cobran las compras al banco. Los bancos acreditan rápidamente las cuentas comerciales una vez que se reciben las transacciones.

Los cargos se montan y se facturan al titular de la tarjeta al final de cada período de facturación.

El titular de la tarjeta de crédito puede pagar el saldo completo de su estado de cuenta, o en cuotas mensuales, un privilegio por el cual se le cobran intereses.

El banco determina una cantidad mínima de dinero que el titular de la tarjeta debe pagar con cada estado de cuenta, o bien al titular de la tarjeta se le cobran tarifas adicionales además de los intereses.

3. Diferencias: tarjeta de débito y tarjeta de crédito

Con una tarjeta de débito, los consumidores pagan a los comerciantes por las compras con dinero retirado de su propia cuenta bancaria.

Con el uso de un tarjeta de crédito, los consumidores pagan a los comerciantes con el dinero del emisor, lo que significa que cada mes, el titular de la tarjeta debe pagar lo que gastó.

Pagar con tarjeta de crédito

4. ¿Quién califica para una tarjeta de crédito?

Cualquier persona mayor de 18 años puede calificar para una tarjeta de crédito, pero aquellos que son jóvenes y no tienen ingresos pueden otras alternativas como las tarjetas estudiantiles.

Obtener la aprobación para una tarjeta de crédito es mucho más fácil si el solicitante tiene un ingreso estable, un buen historial de crédito y una pequeña cantidad de deuda.

5. ¿Por qué debes usar tarjetas de crédito?

Es importante usar tarjetas de crédito porque muchas facetas importantes de tu vida se verán obstaculizadas sin haber establecido un historial crediticio sólido.

Hoy, para obtener la aprobación de un préstamo hipotecario, o para que un propietario te apruebe alquilar un apartamento, debes tener un buen crédito.

Tener el privilegio de usar el dinero del banco por un corto período de tiempo puede ser útil si necesitas comprar alimentos para tu familia un par de días antes de que llegue tu cheque de pago, o para otras necesidades y asuntos urgentes.

También puedes acumular recompensas de tarjetas de crédito. Existen varios programas que ofrecen a sus clientes reembolsos en efectivo, millas aéreas u otros productos como tarjetas de regalo.

6. ¿Cómo elijo la tarjeta de crédito correcta?

Evalúa tus necesidades y tus hábitos de gasto antes de elegir una tarjeta de crédito.

Puedes optar por una tarjeta de crédito que satisfaga todas tus necesidades, ya sea que estés priorizando ganar dinero en efectivo, acumulando millas de viajero frecuente, o incluso si estás comenzando un pequeño negocio o comenzando como estudiante.

El objetivo de esto es que te informes y comprares las mejores opciones que se ajusten a tu estilo de vida y a tus necesidades.

Tener una tarjeta de crédito es un herramienta financiera muy poderosa por esta razón antes de tener tu primer plástico tómate el tiempo de investigar para tomar la mejor decisión para un futuro de financiero saludable.

 

Daisy Robertson