Usar jeans de mezclilla en la oficina es posible

Los amamos por su comodidad, sencillez y porque combinan con todas las demás telas. Sí, hablo de los jeans, vaqueros o pantalones de mezclilla.

Todos tenemos mínimo un par en nuestro armario, pero no siempre acertamos al elegir los más adecuados según nuestra forma de cuerpo y complexión.

O bien, al combinarlos o al llevarlos a la oficina. La verdad es que la elegancia casual.

No olvides que los jeans pertenecen al estilo casual, no formal. Por más que lo intentes, nunca podrán ganarle a un pantalón de vestir y te explicaré la razón.

Las telas delgadas proyectan autoridad y liderazgo (como la lana o la seda), mientras que las gruesas, como el caso de la mezclilla proyectan accesibilidad. Elige la mejor ocasión para usar una u otra.

Sin embargo, ¿te has dado cuenta que algunas personas vestidas de jeans reflejan a veces más elegancia que una persona vestida de traje?

Para lograrlo existen varias reglas que debes aprender y dominar, mismas que ahora te compartiré y que van más dirigidas hacia los chicos que quieren usar de una mejor manera sus pantalones.

¿Cómo elegir correctamente los jeans?

La clave está en que conozcas la nomenclatura del corte y el ajuste. Todos los jeans, en la etiqueta arriba de las bolsas traseras, en el interior a la altura de la cintura, o bien en una cinta adherible, te indican estas dos palabras: “Fit” y “Cut”.

Estas se refieren al “corte” y “ajuste” de los jeans que estás por adquirir. Ambas nomenclaturas son básicas para que elijas los jeans correctos según la forma de tu cuerpo y complexión.

En las mujeres importa más el corte, pues depende de su forma de cuerpo, mientras que en los hombres es también muy importante tomar en cuenta el ajuste para vestir unos jeans correctamente.

Tips para chicos. Elige los mejores jeans de mezclilla

¿Cuáles son las opciones de corte de los jeans de mezclilla?

1) Straight Leg (recto). Tiene un corte uniforme en todo el largo de la pierna. Los encontrarás en “ajuste” slim (para hombres delgados) y regular (hombres robustos).

Si quieres lucir más delgado éstos son la mejor opción para ti. Van muy bien con zapatos cafés de agujeta y de piel, los conocidos como bostonianos (de punta semiredonda), mocasines de piel o de tela, los cuales podrán ir sin calcetines, pero sólo en ocasiones informales.

También puedes combinarlos en fin de semana con tenis de punta semiredondeada o tipo converse. No uses botas con jeans en la oficina.

2) Boot Cut (corte de bota). Son delgados en las rodillas y un poco más amplios en los tobillos, para poder usarse con botas, de ahí su nombre.

Puedes usarlos también con zapatos mocasines de piel (nunca de tela). Son ideales para hombres tanto delgados, de complexión media o robustos. Los encontrarás en “ajuste” slim (ceñido al cuerpo) y regular (un poco más amplio).

3) Skinny leg (entubados). Si te digo que a Mick Jagger, el legendario vocalista de los Rolling Stones, se le ven bien, ¿me entiendes el por qué? Claro, porque es un hombre muy delgado y de muslos angostos. Este corte se caracteriza por tener un ajuste estrecho en toda la pierna.

Es el menos recomendable para hombres con sobrepeso o muslos anchos. Créeme, parecerá que estás en tu clase de ballet, no te arriesgues.

Para vestir casual elegante, se verán muy bien con zapatos tipo bostoniano de piel de agujeta y punta angosta o semiangosta. Para ocasiones semi-formales usa zapatos de agujeta de gamuza.

Para un look muy relajado en tu fin de semana nada mejor que un par de tenis, tipo vans (de punta redonda) o tenis tipo bota.

4) Wide leg (pierna amplia). Es el corte menos formal de todos, de hecho es muy deportivo, en extremo cómodo pero nada recomendable para la oficina. Su corte es holgado en el trasero, muslos y piernas.

Lo encontrarás en “ajuste” relaxed y loose (ambos para hombres de complexión robusta). Van muy bien con botas de punta redonda o cuadrada o zapatos de piel de punta ancha o redonda.

Aunque si quieres algo menos formal, un par de Converse siempre serán el mejor aliado.