Site Loader
monedas representando una tasa de interés baja

Las tarjetas de crédito son una excelente manera de realizar compras, pero a veces pueden salirse de control . Quizás pierdas tu trabajo o incurras en un gasto inesperado. A continuación te brindamos algunos consejos para obtener una tasa de interés baja.

Se puede negociar con el banco

Puedes pensar que el banco será totalmente indiferente a tu situación, pero no. Lo único que quieren los bancos es que cumplas con tus obligaciones y términos que aceptaste al solicitar tarjeta de credito, Y por lo general, tomarán menos de lo que se les debe.

La razón es que si no cumples con tus pagos, serás enviado a cobranzas. Es mucho menos probable que el banco recupere su capital y, a menudo, tiene que vender la deuda por una cantidad mínima.

Eso significa que puedes negociar para tener una tasa de interés baja. Puedes seguir los siguientes pasos para llegar a tu objetivo.

Acepta el problema

No importa por qué estás en esta situación de crisis. Todos cometemos errores y a veces las cosas simplemente salen mal. Una vez que hayas reconocido que hay un problema, es el momento de corregirlo.

Identifica lo que puedes pagar

Haz un balance personal. Escribe todos tus activos en una columna y tus deudas en una columna al lado. Ahora haz un presupuesto mensual.

Anota todo el dinero que recibes cada mes como ingresos. Resta de eso todos tus gastos mensuales, incluida la cantidad que pagas mensualmente en tu tarjeta de crédito, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de intereses pagados.

A partir de ahí, comienza a sustituir el pago de intereses por montos más bajos hasta que alcances un número en el que puedas permitirte hacer esos mismos pagos.

representación de tasa de interés baja

Si actualmente estás pagando una APR del 14% y puedes sobrevivir si tus pagos de intereses se reducen a la mitad, entonces deseas reducir la APR a alrededor del 7%. Ese es el número que necesitas recordar.

Comunícate con tu emisor

Se honesto y diles tu situación. Deje en claro que deseas cumplir plenamente con tu obligación, pero que si la tasa de interés no se reduce, es “probable que no pagues el capital”.

Si tienes un buen historial, el banco estará más dispuesto a acceder. Es probable que te pregunten qué tasa necesitas. Diles que debe reducirse al 3% durante los próximos 12 meses y luego volverás a examinar el asunto.

Harán una evaluación interna de riesgos y ofrecerán una nueva tarifa. Si esa nueva tasa está en tu objetivo del 7% o menos, agradéceles y acepta el trato. Si no es así, diles que calcularás los números y te pondrás en contacto con ellos.

Luego, vuelve a llamar un día después y diles que aprecias la reducción, pero que simplemente no funcionará. Tu pediste el 3%, así que ahora sube al 5% y siga intentando hasta que haya un trato o se nieguen a bajar más.

Si resulta bien

Si las compañías de tarjetas de crédito no te brinda la tasa de interés baja que necesitas, tienes que insistir arduamente. Es tan necesario para ellos conseguir un trato, como para ti. En algún momento la institución bancaria debe de ceder o puede perder ese capital.

Sigue en contacto con tu emisor

Llama a tu emisor cada tres meses, solo para informarles cómo van las cosas. Es más probable que te vean como una persona honesta que intenta arreglar las cosas si los llamas sin otro motivo que no sea para saldar tu deuda. Si tienes que repetir el proceso de reducción de tarifas, tendrás un buen historial de comunicación.

Ahora ya sabes cómo obtener una tasa de interés baja y empezar a saldar tus deudas para mejorar tu vida y crédito financiero.

Daisy Robertson