Site Loader
configuración de pagos automáticos

Saldar tus cobros recurrentes sin tener que hacerlo manualmente puede hacer que tengas tiempo para concentrarte en otras cosas. Si actualmente no estás utilizando el pago automático de facturas, a continuación te mostramos qué es, cómo funciona y los pros y contras de aplicarlo a tu vida financiera.

¿Qué es un pago automatizado?

Es un saldo que se envía a uno de tus emisores de facturas desde tu cuenta bancaria o tarjeta de crédito en línea. Puedes autorizar que se liquide automáticamente una facturas utilizando tu cuenta de débito, de crédito, cuenta corriente, cuenta de ahorros o cuenta de mercado monetario. El facturador cobra el importe adeudado de acuerdo con su calendario.

¿Cómo funciona?

Hay tres formas de configurar el pago automático de facturas, según el emisor de la factura que desees pagar:

  • A través del servicio en línea de tu banco
  • Directamente con el facturador
  • Usando tu tarjeta de crédito

El proceso funciona de manera ligeramente diferente para los tres.

Con tu banco, por ejemplo, tendrías que iniciar sesión en la aplicación de banca en línea o móvil y decirle al emisor qué servicio debe pagar, cuánto pagar, cuándo liquidar y de qué cuenta se debe deducir el dinero. Si, en cambio, optas por pagar directamente al facturador, deberás proporcionarle la información de tu cuenta bancaria para que el dinero se pueda girar en la fecha de vencimiento de la factura.

Para los pagar de manera instantánea con cuenta de crédito, debes proporcionarle al emisor la información de tu plástico , incluido el número, la fecha de vencimiento y el CVV. El emisor de la factura procesará un cargo por el monto adeudado cada mes. Después, en lugar de liquidar al facturador, lo harías a la compañía de tu tarjeta de crédito para aplicarlo a tu saldo.

 

 

 

pagos automáticos en la computadora

Pros y contras

Automatizar el pago de facturas tiene pros y contras. Mirar ambos lados puede ayudarte a decidir si esta opción es lo correcto para ti.

A continuación te mencionamos alguna de las ventajas:

  • Puedes ahorrar tiempo, ya que no tienes que pagar facturas manualmente ni emitir cheques cada mes.
  • Pueden ahorrarte algo de dinero ya que solicitarás cheques en papel o giros postales de tu banco con menos frecuencia.
  • Puedes evitar daños potenciales a tu puntaje crediticio por atrasos.
  • Una vez que adquieras el hábito de pagar instantáneamente, puede resultar más fácil administrar tu presupuesto y tus gastos, ya que sabes exactamente cuándo sale dinero de tu cuenta.

Sin embargo la automatización podría ponerte en riesgo de sobregirar tu cuenta si no estás vigilando tus saldos. También la devolución de un cargo espontaneo por fondos insuficientes genera tarifas elevadas.

Otra desventaja es que no todos los facturadores pueden aceptar el pago automático. Por último, olvidar la sincronización que has implementado significa que podrían seguir cobrando por servicios que ya no utilizas.

Si deseas detener un pago automático que has configurado, tiene derecho a hacerlo. Puedes comunicarte primero con el emisor de la factura.

Si configuras el pago automático de facturas a través de tu banco o cooperativa de crédito, deberás iniciar sesión en tu banca en línea o móvil para cancelarlos. Una vez que canceles esta modalidad, es importante continuar monitoreando la actividad de tu cuenta para asegurarse de que no se procesen nuevos cargos.

Esperamos que esta información sea de tu ayuda para que puedas decidir qué cargos programar y en qué momento. Recuerda que esta alternativa tiene más ventajas que desventajas, sólo debes darle seguimiento al pago automático de tus servicios.

 

 

Diana Hernández